viernes, 20 de mayo de 2011

Viernes de Otoño





La
Parra Virgen de la Biblioteca Nacional recuerda que es otoño y refuerza la idea de la plaza del lector como uno de los lugares más afables de la ciudad, ojo, siempre que se precien los gatos. Las baldosas de la explanada suenan diferente cada vez que las toco, teclas de un piano gigante afinadas por la intemperie de esa masa misteriosa. Otros elegantes llegan también en bicicletas.

No tengo mucho más para contar y la imagen de la parra que tomé con la estenopeica el año pasado no la pude escanear.

7 comentarios:

Rob K dijo...

Me debo una visita a esa plaza, no he estado allí nunca. Rincones afables tiene muchos la ciudad, habitantes afables no tantos, o no siempre. Por suerte los ciclistas redimen al conjunto.

Saludos.

andal13 dijo...

Ah... la enamorada del muro; la conocía por ese nombre. Cada otoño se despide de los muros con un derroche de rojos fuegos de artificio.

cr dijo...

Los ciclistas elegantes redimen las miradas.

La enamorada del muro, así la llamaba mi tía, cada vez que veo una de estas enredaderas la recuerdo a ella cuidando y hablando de sus plantas, con un mate en la mano y una sonrisa =)

Fernando Terreno dijo...

Disculpas por lo prosaico del comentario, pero para aguantarse el olor a pis de gato (y a los gatos mismos) que hay en esa plaza hay que estirparse la pituitaria...
¡Uy! ¡Me olvidé del morrongo tuyo!
Por favor, no le des a leer estas líneas.

Lo que sí siguen siendo muy interesantes son algunos talleres de la Biblioteca, el de los miércoles, por ejemplo.

Un abrazo

cr dijo...

Estimado Fernando no seais tan drástico, un pañuelo con perfume o alcanfor, o un poco de algodón en la nariz deben ser suficientes. ¿Sabés todas las consecuencias de estirparte la pituitaria?

Mi morrongo es muy inteligente y bien sabe como interpretar las lecturas.

Muy interesante es el taller de filosofía e los viernes a la hora de la siesta, ya llevo tres clases. Cuando termnine uno de Bioarte (por cierto muy malo) los miércoles, me sumo al de la biblio y te llevo la película.

Un beso

YO dijo...

Iba a decirte que cuando vaya me lleves a la plaza pero los gatos (y sus desechos) no se llevan bien conmigo
elegiremos otro sitio
un besote cr

cr dijo...

Pero si vamos a ir a otra plaza, Constitución, a escuchar a los tangueros.
¡Qué lindo YO estés por acá!

Un abrazo