jueves, 16 de febrero de 2012

Pensamientos de 40°C a la sombra

Pasa que siempre encuentro cosas para hacer, que mis tiempos, en mayor o menor grado se ocupan, que disfruto de todo lo que hago. Pero a veces pasa mucho tiempo sin encontrar con quien generar o poder compartir algo nuevo que disfrute, y siento que:

Me aburro cuando no encuentro unos ojos donde respirar.

Me aburro cuando no encuentro manos que me vean.
Me aburro cuando no encuentro palabras que me toquen.
Ojos, manos, palabras, todo eso necesito para escuchar música.
Extraño, me siento distante y ajena, cuando no hay música.






4 comentarios:

Anónimo dijo...

...y otra lluvia te trajo una pausa del aburrimiento y un poco de melodía...se escurren por La Ciudad (la que se escribe con mayúsculas, la del querido Julio C., esa en la que los encuentros son posibles) otras notas seguro.. habrá que salir a cazarlas!
cata

cr dijo...

Sí, también pasa que a veces la ciudad se presenta con unos cuantos grados menos de hostilidad, y dos que no se conocen y están dando vueltas al azar se encuentran y charlan en una muestra de fotos, y entran al cine. La lluvia...

Melodías breves, bien pop, que no están nada mal.

Rob K dijo...

Lo que Ud. cuenta en su comentario bien podría ser parte de una hipotética película, ¿francesa?, ¿de los 60?, ¿Truffaut, Resnais?... Dan ganas de ver cómo sigue.

Saludos, cr.

cr dijo...

Rob K, a mí también me dan ganas de ver como sigue, pero el encuentro fue muy de película. Solo si el azar los cruza otra vez, pueda que se sepa como siga.