miércoles, 25 de noviembre de 2009

Tarde de domingo


En Aranguren y Numancia hay una esquina mágica que suele cubrir sus veredas de gente, música, libros, palabras, papeles, bicicletas, gatos y delicias. Cobra es la anfitirona de estos banquetes.

Una foto* de muestra por si no me creen. El domingo pasado por la tarde el pretexto de la reunión fue presentar los cuadernos que hicimos en el taller de El cuelgue cosido, pero eso fue lo de menos. Por cierto en el hueco del árbol hay un gatito que espero poder llevar a casa pronto, cuando su madre nos deje, y si nadie lo hace antes.



* La foto la tomó Guille Salvo, con quien compartimos un par de tardes de sábado encuadernando y tomando mates.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

EH!! Qué lindo...
Allá se irá para los pagos de la chacarera el cuaderno viajero..
cata

Tintin dijo...

¡Pero qué bonito rincón...!

Ahí puse algunas fotitos...

Desperfecta dijo...

ay qué lindoo. está buena la foto porq está toda la gente concentrada en esa y solo en esa esquina.

cr dijo...

Hay magia en ese rincón, tenés que darte una vuelta algún día.