miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ayer soñé que soñaba...

Nunca recuerdo los sueños, salvo que sucedan en ese lapso de tiempo que transcurre entre el momento en que mi despertador suena y yo me niego a despertar, o mejor dicho, me despierto, pero gracias a una imposibilidad de levantarme (o innecesidad) me fuerzo a dormir otra vez; y el momento en que vuelvo a despertar, casi seguro que por aquello que soñaba. A veces logro conservarlo, como el de esta mañana, la del martes.

Soñé que estaba en mi casa y veía en el balcón una paloma que se desplazaba, con ese bamboleo poco elegante que tienen, bien pegada a la ventana. La persiana estaba un tanto levantada, altura suficiente para que el bicho pueda pasar, y el panel de la ventana, el derecho, un poco abierto. Al acercarme al vidrio para espantarla, me daba cuenta que era una paloma silvestre (de las grandotas, esas que en apariencia son iguales a las palomas pero las doblan o triplican en tamaño), eso me sorprendía porque nunca antes las había visto en la ciudad. Mi intento de espantarla era en vano, y mi velocidad para cerrar la ventana menor que la de sus patas. La cuestión es que el bicho lograba entrar y una vez dentro ya no era ni paloma común, ni silvestre, el emplumado que se paseaba por mi casa era un pato, de tono beigecito su cuello y blanquecino el resto del cuerpo.
Luego de una breve pero torpe persecución, lograba sacarlo. Curiosamente, el bicho no salía por donde había entrado, sino que debido al atropello, escapaba, al mejor estilo de dibujo animado, por una de las hendijas de la persiana. Desde adentro, ya sin verlo, yo notaba que el animal que estaba en el balcón, lucía aún muy asustado pero quieto. Parecía haber perdido la desesperación del interior, afuera, en vez de estar libre, se sentía asustado, como si tuviera que enfrentarse a un precipicio de siete pisos. Me asomaba para ver que pasaba, y ya no había un pato, menos una paloma, en el balcón había, todo acurrucado y muerto de miedo, un perro, tipo basset de colores similares a los del pato. Ahí le abría la puerta y lo dejaba pasar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

AHH QUE LINNNDO!!!
Y con muchas interpretaciones...
si el público lo pide las hago en público sino será en privado...
cata

Anónimo dijo...

Hola como estas? sabes, llegue aca buscando el tema de juan ravioli perro de caza y vi que en una entrada anterior posteaste que lo estabas escuchando junto con venteveo y otros temas.. me los podrias pasar ??? porque no los puedo conseguir! Mi msn es pezdebuenosaires@hotmail.com .. estare muy agradecido, un saludo!

cr dijo...

Cata, nadie lo reclamó así que en canal privado por favor... ayer me olvidé, es que no nos dió el tiempo.

Pezdebuenosaires, tengo los temas en unas grabaciones en vivo, muy malas. Tampoco las conseguí por otro lado. Las voy a buscar y te las envío. Lindas canciones.