domingo, 29 de junio de 2008

Mi vida es un vestido descuidado…

…nunca de moda, nunca muy usado.

La plaza General Emilio Mitre* está terminada, como tantas otras de la ciudad. Desde hace unos años, el municipio implementó un plan maléfico, que, prolijamente, se ha encargado de ir terminando con las plazas. Cierto es que ahora ellas lucen bancos relucientes de nuevos diseños, tentadores juegos infantiles recién pintados, pasto verde hasta en pleno invierno, una que otra flor y demás detalles, como bebederos o cestos de residuos y los clásicos faroles; pero también rejas. No hay nada más molesto y contradictorio para una plaza que una reja. Las barras imperan el espacio para el recreo y el disfrute del aire libre o niebloso (como el de esta nochecita), es como si dijeran: acá se goza, en las veredas se sufre. Discúlpenme, pero al flâneur no le gustan los límites. Es inaudito tener que ingresar o
salir de una plaza por un rectángulo fijo, a ellas se les debe poder entrar por cualquier lado, atravesar una plaza sin rumbo es un regalo de la metrópolis, tan precioso como errar por las veredas mezclado entre la gente, o encontrar un bar detenido en el tiempo.


No se asusten que no estoy drogada, ahí viene la parte del vestido, que tampoco es muy lógica, pero acá se suele agarrar todo de los pelos (justo que estoy en conflicto con mis pelos, porque ya crecieron, pero insanamente) y mezclar. Dar aviso nomás del festival Ciudad Emergente. El viernes disfrutamos de un bonito show de Los Planetas, que no tocaron la canción de la entrada anterior, pero sí otras que me gustan. La terraza estaba fresca o yo muy desabrigada, tampoco salticamos mucho, para que negarlo. El sábado fue el turno de un show más movidito de Victoria Mil, con momento de batucada o no sé que, y G13 canción que mucho me gusta y por suerte hacen. Un par de temas nuevos y mucha gente. La neblina nos fue cubriendo de a poco y para el final del show a las 20 hs, las palmeras del fondo se habían perdido y las estatuas temían. Luego llegamos al vestido, en la sala grande del fondo dispuesta para el espacio de poesía, nos llevamos de regalo unas cuantas canciones de Gabo Ferro acompañado de guitarra, entre ellas “Mi vida es un vestido”. Con Claudia quedamos chochas, Stella prefirió la juventud Victoriana.

Para mañana (de mi interés):

En el espacio Poesía: 15 hs. Nicolás Domínguez Bedini nos va a sobresaltar con sus poemas, estará Flopa encargada de la música. Ya dije que llevo el mate.

En el cine:
14:45 hs. Cortos animados de Juan Pablo Zaramella; 15:30 hs. Buscando a Reynols; 17:30 hs. Scott Walker: hombre del siglo XXX.

Música: 18:30 hs. El mató a un policía motorizado.


Discusiones sobre el festival, los organizadores, participar o no, también se aceptan. De este lado se prefiere el poder disfrutar de estos eventos y el participar de muchos y variados artistas. Se sabe que eso no siempre pasa. Ah, la gráfica es fea o muy teen y hay más producción ($ inversión) que en otras oportunidades.

*Es la plaza vecina al edificio más fantasmagórico de la ciudad, al menos de los que yo conozco. Ambos se lucen de maravillas con niebla, o cuando llueve, o cuando ha llovido, o cuando el Palo Borracho que está en la entrada de él, perdió todas las hojas.

2 comentarios:

cr dijo...

Bien entonces que hicimos hoy:

Escuchamos los poemas, Nicolás estaba muy preocupado porque Racing jugaba en ese mismo instante. (Ahí empecé a sifrir yo, por mi amiga Zora, hasta que le mandé un mensaje y me dijo que habían ganado). Luego Flopa.
Algunos se fueron a ver la película de Los Reynols, que yo aún no he visto, mal porque parece esta muy buena. Con Stella nos fuimos al MNBA a ver la muestra de arte Coreano. Muy divertida. También subimos a la terraza y me enamoré de una escultura que debe haber estado siempre pero nunca me había fijado en ella. Espero logar alguna foto.
Luego el documental de Scott Walker, a su término enganchamos los últimos tres temas de El Mató, que estuvo muy bien.
Estuve paseando la cámara pero saqué pocas fotos.
Caminata de regreso y cansancio, mucho cansancio.

Anónimo dijo...

ese vestido es ES-PEC-TA-Cu-lar. Sacate una foto completa!
besos