sábado, 14 de junio de 2008

Mata la rabia que llevo

Flopa en el C.C R. Rojas


Colgada dedicada a mi queridísimo amigo Francisco que esta tarde estará colgando sus poesías en la ciudad de las diagonales, y a quien sé le gusta mucho Flopa.

Ayer tuve un día particularmente malhumorado, de esos en los que se odia a todo ser humano con el que uno se cruza, y porque sí. Es raro que yo me enoje así con los demás, cuando estoy molesta por cosas que me han pasado, o cuando hay algo que me perturba, me enojo conmigo y me envuelvo en capas impermeables, abstrayéndome de los demás, pero ayer, a esa furia se le dio por exteriorizarse. También sucede que en el transcurso del día, gracias a la gente con la que me cruzo, ese malhumor cambia para bien, no el de él. Pero ayer todo lo incrementaba. Es verdad que en el laboratorio no tengo la sociedad ideal, como cuando nos acompañábamos a diario Caro, Zora y Marcus (por eso me refugio en el aislamiento). Pero hay días más aceptables que otros. No fue el caso. Para rematarla, el viaje de vuelta en el 160 (empresa que ODIO) fue una tortura. Primero la espera, luego viajar parada y aguantarme un interminable embotellamiento, al que di fin por decisión propia, cuando agotada, me bajé del vehículo en Sarmiento y Libertador; o sea unas 15 cuadras antes de mi destino final. Caminé apresurada porque se me hacía tarde para bañarme, cambiarme y salir para el Rojas.

Ayer a la noche Flopa presentaba su disco “Emoción Homicida” en la sala Batato Berea del Centro Cultural Rojas. A sabiendas del espacio chiquito, entrada económica y que Flopa podía llenar fácilmente el lugar, el jueves me tomé la molestia de ir a comprar la entrada. Aplaudí mi previsión porque el viernes a las 21 hs cuando pude llegar al lugar, ya estaban agotadas. Luego de 30 minutos de espera parada, aunque me había bañado y cambiado yo ya no daba más y quería sentarme, abrieron la sala que efectivamente desbordaba.

Recién 21:45 las canciones de “Emoción homicida”, canciones que junto a las de “Dulce, fuerte, grave” me estuvieron acompañando todos estos meses, comenzaron a fluir por la sala. En un orden inverso al del disco, y salvo las dos primeras: “Sangre fría” y “Una vez detrás de otra” que sonaron en el formato más simple de teclado y guitarra, el resto fue muy poderoso. El sonido del Rojas no es de maravillas, siempre hay algún cable cortado que imposibilita la salida de un micrófono o instrumento, pero esta vez los inconvenientes técnicos estuvieron ausentes y los instrumentos se des-balancearon pocas veces.

En la presentación no solo desfilaron canciones, se lucieron junto a ellas unos cuantos músicos invitados, además de los de la banda. Es que Ariel Minimal le debe haber dicho “si subís a uno tenés que subir a todos”.

La primera en dar lección fue Florencia Ruiz, quien acompañó con su voz tan dulce “Vestiditas de Sábado”, una de las más simpáticas del disco “… las chicas endulzadas de suerte van todas vestiditas de sábado…”.

Luego Gabo Ferro y tres de los músicos de su banda ayudaron con “La luz”, yo no sabía y no me había dado cuenta que él era la segunda voz en ese tema que tanto me gusta, “…lloran las veredas enfermas de pasos, sordas de promesas…

También pasaron por el escenario del querido Batato, Manza y Minimal, ya no recuerdo en que canciones cada uno (manza se subió dos veces, se ve que le gusta estar ahí en todos lados, esto ya lo dije lo veo a él y veo uno de los enanos de P. Tinto. Esto lo digo con cariño, a mí "Menos que cero" me gusta mucho.)

Por suerte el ambiente de amigos gozando en el escenario se transmitió al público, donde se notaba que también había muchos amigos, se generó así un ambiente muy cálido que incitaba a abrir un vino, llenar una copa y tratar de acomodarse o moverse lo mejor posible en esas butacas tan incómodas.

Una vez presentada la emoción homicida, los músicos se tomaron un muy merecido descanso y regresaron con otro puñado de canciones, y más vino tinto que Juan Ravioli no dejaba de tomar (cuando no tenía las manos en el teclado, las maracas, o pandereta, agarraba un pequeño vaso y tomaba, fue muy gracioso, luego dirigía la banda y, cuando se acordaba, hacía coros.)

En esta parte las canciones de “Dulce, fuerte, grave” que en su entero y versión original, son más serenas que las homicidas, cambiaron su formato para liberar más energía. Esto me podría haber molestado, pero esta reformulación, cambio de excipientes conservando el mismo principio activo, permitieron una armonía con el espíritu del recital y la novedad sumó.

Demás esta decir que mi rabia se acabó en el preciso instante en que los músicos empezaron a tocar, y el efecto fue duradero.

total… Sólo son momentos.


Avisos:

  • Florencia Ruiz y Ariel Minimal están presentando todos los sábados de junio, en El Nacional el disco que hicieron juntos “Ese impulso superior”. Yo tengo ganas de ir a verlos.
  • El martes 24, 20:30 hs en el ciclo “Confesionario” del C.C.R. Rojas, Rosario Bléfari estará acompañando la lectura de poemas de Sonia Budassi y Manuel Snoz.
  • La data de Fran: Feria de la palabra 2008- Ecos de voces. El sábado 14 de junio a las 19 hs en la sede sindicato de prensa bonaerense. Calle 11 entre 39 y 40 La Plata.

Al repartidor de pizzas o helados, que se enamoró de mi pasar (¿?¿?), por la oscura (ahí se entiende) vereda de Cnel Díaz, me reí mucho con las exclamaciones escuchadas. Pero por favor al subir a la motoneta, mirá para adelante porque te vas a estrolar contra alguien o alguno te va a estrolar a vos.



5 comentarios:

cr dijo...

Nota de La nación de hoy sobre la presentación del disco "Ese impulso interior": http://www.lanacion.com.ar/1021263

cr dijo...

Pucha el link no anda, pero esta en la sección espectáculos de hoy.

reinita neurótica dijo...

jajajajajajaj soy especialista en esos días, aunque nunca se me notan. Nada más se dan cuenta los miembros de mi familia. Obvio, el lugar correcto en el que descargarse es la familia o en todo caso en el trabajo. Pero sentirse enojada con una misma es lo peor! encima me parece que sos de esa gente tipo que dice "no voy a descargar mi furia en los demás y te guardás todo"? yo sí... pero cuando sale todo eso, si no es siempre, está bueno... te felicito! por sacarlo una vez y por haberlo revertido... UN BESO ENORME!!!

Maria Luz dijo...

La de confesionario, Budassi, no es poeta, es narradora. Por ahi había un error en la gacetilla.
saludos!

cr dijo...

O un descuido de cr, que es lo más probable. Gracias por la aclaración y por pasar.