domingo, 5 de diciembre de 2010

Moleskine

Como para no perderme del todo, ahora reviso una libreta preciosa que me regaló Emc y encuentro un Haiku que ya tiene casi un año y puedo compartir.

tan enérgicas
murmuran las chicharras
que las escucho


cuentan de siestas
calurosas acequias
perros que ladran.

5 comentarios:

andal13 dijo...

Bellísimo.


Todavía las chicharras no empezaron a cantar, pero seguramente están atareadísimas en mudos ensayos.

Fernando Terreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Terreno dijo...

Muy lindos los haikus/todos de verano/achicharrados.

cr dijo...

Hoy en esta ciudad parece que empezaron las chicharras, terrible el calor.


Estos versos se paseaban hasta la cordillera y de ahí me respondían, a veces con algunos muy graciosos. Por eso me inspiré en la siesta de mi destinatario, pero recuerdo que lo escribí luego de que me dieran una noticia muy triste, fue como un descargue pero salió lindo.

cr dijo...

"Guitarrean las chicharras. Mediodía.
Hay diez pingos aperaos en la ramada.
Huele a sangre y a rencor la pulpería
porque el rubio que se alzó con la María
ha vuelto esta madrugada.
El tape Cruz ya sabía
que su rival volvería
y se la tiene jurada.
Hoy ha llegao ese día.
Al pasar por la ramada
reconoce al pangaré
donde la china se fue
enancada."

Brindis de sangre
Tango
Música: Abel Fleury
Letra: José Suárez