domingo, 10 de enero de 2010

El lemúrido


No sé muy bien que dice el árbol de la vida respecto a los grados de separación entre primates y felinos pero yo estoy construyendo un nuevo paradigma.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah jajaja! Se te trepa por todos lados!
cata

cr dijo...

Uf y todo le sirve para jugar, incluídas mis extremidades, y ahora ya tiene mucha fuerza y puntos muy filosos.