jueves, 26 de febrero de 2009

¿Por qué lleva CR el brazo en cabrestillo?

La naturaleza es sabia, dicen. Según parece dicha sabiduría, para compensar mi vigilia tan asimétrica y poco original, me permite en los sueños ser protagonista de las aventuras más osadas, es que no encuentro otra justificación para explicar cómo puedo despertar en medio de la madrugada con un hombro fuera de lugar*.

Dos factores impiden que les cuente con lujo de detalle mi peripecia, ya en la vigilia, desde el momento en que desperté hasta el instante del glorioso, esperadísimo y aliviador clack que indicó que el hombro volvió a su lugar; un lapso de tiempo aproximado de unas tres horas… es que nunca supe la hora en que mi sueño, jamás recordado, se acabó.

Decía que evito más detalles porque, por un lado, sé que algunos lectores de este blog son personas muy sensibles y no quiero ser causante de ningún desmayo, por otro, mi brazo derecho tiene orden médica de estar inmovilizado, además el tener un brazo colgando del cuello y toda la tensión del día de ayer dejaron a mi espalda con una contractura que molesta más que el dolor del brazo lastimado.

Solo les doy un detalle de cómo desperté para que se hagan una idea, yo estaba boca abajo con ambos brazos doblados en un ángulo de 90 grados sobre mi cabeza, tuve que cargar con el brazo en esa posición, porque solo no se sostenía y tampoco lo podía bajar. Una sensación me acompaño todo ese tiempo: DOLOR.

Agregados felices:

Gracias a Margarita, la profe de literatura de la Unquita, que me prestó “Los detectives Salvajes”, Roberto Bolaño es uno de mis preferidos.

Gracias a Gabo Ferro por las canciones de anoche en el Konex, él con una guitarra, su voz y su poesía es un mago que hace ríos. Fui a pesar de mi brazo en cabrestillo (un pañuelo nomás) y las quejas de todos los que vinieron a cuidarme, gracias =)
Millones de gracias al traumatólogo de bella sonrisa que llego a Medicus a eso de las 8 de la mañana y tuvo destreza, delicadeza y paciencia suficientes para conciliar con mi dolor y tensión.

*Lamentablemente sí hay explicación.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

relata como hiciste para ponerte el pantalon, agarrar tus pertenencias e ir al hospital. Describi tambien si podes la cara del taxista que te llevo en esas condiciones.
POBRECITA MI NINIA!!! (no podes dormir con una de esas rodilleras que te dije pero en el hombro?)
besos besos besos en las articulaciones
e

cr dijo...

Ponerme el pantalón fue fácil, ventaja de usar ropa suelta. El problema principal fue evitar desmayarme, una vez regulado eso a fuerza de respiraciones y exhalaciones profundas y decirme una y otra vez: "si te desmayás acá y ahora no hay nadie que te rescate... al menos bajá a la calle", ahí solo quedó el inconveniente de abrir la puerta de abajo y parar el taxi.
Tuve que usar una pierna porque los brazos los tenía ocupados, le pedí con gestos que me abra la puerta y le expliqué mínimamente. Es verdad que el hombre no dejaba de mirarme.

También faltó contarles como me enfurecí cuando en la guardia me pusieron cara de "oia acá no hay médico" y empezaron a llamar por TE a un par de personas.

"CÓMO QUE NO HAY UN TRAUMATÓLOGO DE GUARDIA" dije enfurecida.

Luego tuve que lidiar con las que me querían sacar la radiografía y pretendían que baje el brazo.

¡NO PUEDO, NO PUEDO, QUIERO QUE VENGA UN MÉDICO Y ME PONGA EL HOMBRO EN SU LUGAR NO QUE ME SAQUEN UNA RADIOGRAFÍA!

Quedate tranquila Eu que ahora me ato.

El hombre veleta dijo...

Ey! yo soy de los lectores insensibles que quiere conocer detalles del accidente ¿como hago para saber?
Dale Guille conta!! (homenaje a los benvenuto)

cr dijo...

Ja, ja. Mi brazo ya esta bastante bien, al menos dejó de dolerme.

Veamos que puedo a agregar:

el primer médico que me vió, bastante fuertecito él, no pudo colocarlo. Quedé boca abajo en la mesa de radiografías (la superficie más dura de la tierra) con el brazo colgando, él empezó a tirar para abajo... pero lo hacía con tanta fuerza que yo creía que me arrancaba la muñeca. Chillé bastante, sa cansó y me dijo que no se podía... que me tenía que dormir y llevar al quirófano.
Ahí los enfermeros, Sergi y María, me metieron en una camilla, me enchufaron suero y un calmante (por fin). Acomodamos como mejor se pudo y a esperar. Volvió el médico para decirme que no había turno en el quirófano hasta las 11, aún no eran las 8 de la mañana. Me resigné y traté de olvidarme de todo, no era la primera vez que se me salía el hombro y siempre lo colocaron enseguida, culpé a los años.
Después de las 8 llegó el médico de bella sonrisa, me miró y me dijo que no era necesario ir al quirófano, que sería una pena una anestesia completa por eso, que por mi contextura y laxitud teníamos que lograr colocarlo.
Ahora estaba boca arriba y empezó de a poco a estirar el brazo, le pedí que me agarre de la mano para tirar porque si lo hacía del brazo me tiraba tanto de la piel que me dolía más. De a poco y calmados fuimos entendiéndonos.
María había pasado una sábana por mi axila y tiraba para arriba, él para afuera... así un rato. Me dejaron descansar. Llegó un tercer médico y entre ellos, uno para afuera el otro para arriba y dando vuelta, tiraron con fuerza y clack.
Hubo sangre! Porque cuando me cambiaron el suero hicieron el enroque mi cerca del pinchazo y empezó a brotar sangre de mi brazo.
Una vez que mi cuerpo estuvo con todas sus partes en el lugar, Sergi, que era sin duda un Rugbier de zona sur, me llevó nuevamente a sacar una placa... cuando me moví de la camilla a la mesa de radiografías, ésta se salpicó con mi sangre, le dije "mirá", no le dió importancia. Le dije limpialo que es sangre... le pasó la sábana... ahí vi que la parte que estaba en contacto con mi brazo era toda de color rojo. Increíble.

Ah eso sí me pidieron un desayuno, que me vino muy bien para recuperarme después de todo eso.
Pero la verdad su calidad y cantidad no compensó todo el esfuerzo.

Santiago dijo...

Ay, yo era uno de los lectores sensibles ja. Abrazo!

Santiago dijo...

Ay, yo era uno de los lectores sensibles ja. Abrazo!

Anónimo dijo...

(Pobre Santiago!)
Me encantó el relato, es casi un "La noche boca arriba" de Don Julio!..incluida la palabra "laxitud"..ja!
cata

Anónimo dijo...

lastima que no estaba yo para ponerme a sacarle fotos a las ardillas mientras vos te arrastrabas de dolor en la puerta del hospital :)

Anónimo dijo...

JAJAJAAA!! Sí, nos perdimos de tener una "Mendiga vagabunda y embarazada parte II"..
cata

cr dijo...

Viste gracias a mi desgracia vimos las ardillas.
Ríanse de mí nomás. Por ahora es gratis.

Perdón olvidé aclarar que el comentario llevaba detalles escabrosos.

Anya Ellis dijo...

Aia qué experiencia atroz! digna de una peli de terror... Eso de la sanre brotando es muy Planet Terror.. :-S
Bolaño me mató con Monsieur Pain: no paro hasta 2666
Besos y cuídese de los ataques oníricos!

cr dijo...

Lo de la sangre, muy clase B, creo fue para justificar tanto tiempo ahí, no le encuentro otro sentido.

Los detectives Salvajes me esta justando muchísimo.
Besos Anya Ellis cuide de su tropa.

andal13 dijo...

¡Uy, que te mejores pronto y puedas venir a Carmelo! Seguramente las aguas calmas y tibias de playa Seré te resultarán balsámicas...

Eso sí, para colgar ropa se debe complicar muchísimo...

;-)

Paterna dijo...

Mirá que loco. ¿No habrá sido consecuencia de uno de esos sueños donde uno siente caer?

Anónimo dijo...

Ah si paterna tenés razón: Ya lo han dicho en Matrix! Sí te morís acá, te morís allá! Qué peligro...
cata

Anónimo dijo...

EHH!!!! POSTEA ALGO POSTEA!!!TSSSS...
cata

cr dijo...

Ufa! Esta en proceso, mental aún, un escrito sobre Darwin y diversas asociaciones que generó la lectura de su autobiografía.
También otro de fotografía. Pero tengo que pensar y no me está saliendo.
Por otro lado necesito ir al kinesiólogo para que mejore mi brazo porque sigo con unos dolores horribles de contractura y pinchazo, por ej. ayer un día entero con dolor de cabeza mal. Lo habrás notado en mi cara.

Por otro lado no me pasó nada lindo ni gracioso para contar, así que...

Quizás deba anotarme en acrobacia y así tener muchas intervenciones corporales para lucirme.

Anónimo dijo...

y? ya se te paso el dolor?
escrbiiiiiii
besos

cr dijo...

¿Qurés que te cuente cómo me cai de la bici?