jueves, 24 de julio de 2008

Winter song

En una de mis tantas campeadas nocturnas, en este caso en busca de alimento, di con un tesoro afín a todos los habitantes de esta ciudad. Como la lluvia me enternece y encanta, comparto el secreto: en La Continental de Soler y Sanchez de Bustamante, Gerardo, el encargado de la caja de turno noche, tiene una bolsa llena, que digo llena, llenisísima de monedas de $1.

Unos minutos antes ya me había hecho feliz con un vuelto de $2,60 en casas de Tucumán y un Escudo Nacional (¿no se sienten los mayores delincuentes de la ciudad cada vez que les tienen que dar vuelto en monedas?); más luego, durante mi espera que se entretenía en mirar al viejito que leía el diario sentado en una mesa, quedé atónita ante semejante demostración de poder. Gerardo sacó una bolsa de polietileno transparente de unos 25 x 35 cm que contenía solo monedas, intenté calcular la cantidad pero estaba tan desconcertada que no pude; juro que no podía quitarle los ojos de encima. El potentado entregó el vuelto a otro cliente, sacó algunas para la caja y guardó el erario nuevamente en su caja fuerte(cita como Cartman).

Me encanta Soler y el triángulo que forma con el pasaje De la Carcova y Mario Bravo, una enredadera cuelga de algunos de los cables que atraviesan la callecita. Me gusta pasar por esas calles, la esquina maliciosa en donde, de las cinco calles que se abren, cuatro tienen nombres diferentes y es casi imposible cruzar Honduras sin ser arrollado por un vehículo. El local de las alfombras, el bar de la esquina, aunque nunca entré porque tiene poca luz, pero lindas aberturas. Cuando necesito artículos de librería siempre voy a la del Sr. Amable y distinguido que esta sobre Cnel Díaz y compro los CD’s y DVD’s en el local de enfrente, donde atienden el chico y la señora super-macanudos. Rematan el cuadro las tipas y el brillo de la calle llovida. ¡Cómo resbalan mis Kickers!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

es cieeerto!! me hiciste traer esa sensación desde el olvido de la adolescencia...analía y yo eramos las únicas de esa división del poli que usabamos Kickers...guillerminas ella acordonados bajos para mí, y cuando caía esa llovisnita insidiosa que manera de resfalarse por esos pasillos ventosos!
cata

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ajjaj uhhh veo que conseguir monedas está jodido en todos lados, pero que onda, se las comen? eh?

:P
beso

Ciudadana Depp dijo...

ey! muy linda descripción del barrio y sus personajes, sobre todo de la bolsa de monedasssss!
anduve por ahí esta mañana camino de mi querido odontólogo :'(
ahora soy miss antibiótico, snifff
Un besote Dra. y no se resbale por ahí!

Paterna dijo...

Secretos en la ciudad misteriosa. Yo no tengo Kickers, pero tengo unas zapas que hoy me resbalaron y por poco me dejan tendido boca arriba en el patio de mi casa.
Saludos.

cr dijo...

Yo tuve Kickers, unas guillerminas azules y abotinados en beige y me había prometido nunca más comprar un par de esos zapatos asesinos. Pero cuando vi a estos con esos dibujos tan lindos me olvidé de la promesa.