viernes, 15 de febrero de 2008

Paris 1919 - Juan Ravioli en Thelonious

El enojo. Este relato se hizo extenso, maldita costumbre de este espacio que tanto me cuesta erradicar, pueden obviar esta parte para saber del show. Pueden leerla para saber de mí.
Nunca antes había ido a Thelonious, pero mis prejuicios me hacían imaginar un lugar nada agradable. Esos de mesas ordenadas y paredes perfectamente pintadas de algún color oscuro, todo sobrio, acompañado por cuadros inexpresivos. Precios excesivos, barra y mesas bulliciosas pero tranquilas a la vez, de bullicio constante sin exaltados. Fui con ese resquemor de que no iba a encajar. No me confundí. Cuando llegué al lugar me dijeron que el show ya comenzaba (bien!) y que no tenía lugar para sentarme (no me importa, no quiero sentarme). Entré y descubrí que el lugar era muy como lo había imaginado. El escenario estaba en el extremo de un pasillo más largo que ancho, que albergaba las mesas a la derecha y la barra al otro lado. Me quedé detrás, en el peldaño de una escalera, mirando por una ventana hasta que los músicos subieron al mini-escenario, ahí recorrí el pasillo sin encontrar un hueco donde ubicarme para no molestar a los sentados en las mesas o los acodados en la barra, entonces intenté sentarme en el piso adelante pero instantáneamente una chica vino a decirme que no estaba permitido sentarse en el piso. ¡Plop! (¿Si la que se ensucia el pantalón preferido soy yo?) Me levanté derrotada y volví a la escalera un poco afligida porque desde ahí no veía nada y sabía que no iba a poder grabar con buen sonido, peor aún si más gente que llegaba se paraba delante y bloqueaba por completo la visión, más aún si se ponían a hablar. Me aguanté un par de temas así, saqué de todos modos la cámara y grabé. Traté de racionalizar mi enfado y me dije que si había ido hasta allá era para disfrutar, me levanté y me paré delante de los que se habían parado delante de mí y guardé mi enojo para este momento. También tuve que sufrir el sonido de una licuadora. Sonidos de celulares y una persona particularmente molesta que no paro de hablar en todo el show, un poco por celular a los gritos, otro poco con un amigo, otro con el de la barra y así. Todo esto se aprecia en lo que grabé. Aclaro el sonido fue bueno.

El placer. Hace años, no muchos, había escuchado por ahí algún buen comentario de una banda llamada "Paris 1980"
, pero nada más. Un par de años atrás escuché algún tema de Juan Ravioli en la radio, por algún mal elemento, pero nada más. El año pasado, esto ya lo conté, vi a JR una noche de invierno en vivo en El Nacional (ese bar sí que es agradable), tocando apenas 3 temas y me encantó. Escuché mucho su disco. Lo fui a ver un par de veces más y siempre con buenos encuentros, reprochándome no haberlo escuchado antes. Ayer (o antes de ayer), a pesar de todo lo que expuse arriba, tuve nuevamente un buen encuentro.
La banda no lució tanto dandismo como en otras oportunidades, pero sonó igual de bien. Tocaron temas de Álbum para la juventud vol.1 y algunos temas nuevos que estarán en el vol.2 y finiquitaron con una versión, según ellos poco ensayada, de Color humano de Almendra. Texturas musicales de piano, guitarra, batería, vientos que energizan las canciones más dolorosas. Una voz en un ser tan alto y delgado que por momentos parece partirse en mil pedazos al cantar y, en otros, se extiende aún más para envolverlo todo muy suavemente. Letras que dicen cosas como “si en vez de seguir al sol dejo que él me siga a mí”…
Yo no sé el porque de París 1980, pero el nombre me recordó al “París 1919” de John Cale, disco que estuve y estoy escuchando por estos días. Bastante alterada estaría en esa época la zona, pero no hubiera estado nada mal posarse en París en 1919 y un poco más acá también. Nada me cuesta imaginar al dandi de Juan Ravioli en esa época.


Juan ravioli en Thelonious

Álbum para la juventud vol.1

Paris 1919

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"...la zona entre ubicua y delimitada que se parece a ellos, participa a la vez de la Ciudad y de la zona misma, es un artificio de palabras donde las cosas ocurren con igual fuerza que en la vida de cada uno de ellos fuera de la zona."

me hiciste acordar de esto con tu highlight y gracias a ello busque y me acabo de bajar un pdf del libro!..gracias cr! queremos tanto a julio..
erica/cata
esto ya no me deja firmar de ningun modo..caray

cr dijo...

quisiera un castillo sangriento

Anónimo dijo...

claro!..y volvemos circularmente permutados [emc ;)] a tu post anterior..los no fenecidos..y un libro de esos que tengo postergados..Carminia

cata

Anónimo dijo...

AHH
aca vi lo de Paris 1919. Tenia el e-mail y este post desfazados y por eso te pregunte. Sorry.
Cuando termine el libro te cuento
Besos
e