martes, 17 de abril de 2007

9 BAFICI Tercer y última entrega

El lunes recién empezado el día o el domingo muy tarde, como ustedes prefieran, recorrí por última vez las 15 cuadras que separan el cine Atlas Santa Fe de mi casa, lo de última vez es una tonta costumbre de contener al tiempo -o las acciones-, porque en realidad volveré a caminar esas cuadras muchas veces más pero ya no dentro del marco del noveno BAFICI. No saben que placer me produjo pensar que iba a dormir un poco más de lo que lo había hecho los días pasados, que mis ojos ya no me molestarían tanto y que tendría tiempo para cocinarme y comer. Quisiera haber extendido ese placer a dejar de sentir dolor de cabeza, pero eso sería creer en que un mundo feliz es posible y todos sabemos que no lo es (y no puedo tomar nada para quitar el dolor porque mi estómago duele casi tanto como la cabeza).
No sé porque me disperso si no veo la hora de dejar de mirar el monitor y tengo 22 parciales que corregir, pues vayamos al grano de las películas con una breve y personal revisión de las últimas vistas.

Paprika: Quizás por una mezcla de desinformación y demasiada ilusión, salí disconforme de la sala, la película no es mala, los dibujos son muy buenos, la historia pintaba más que interesante, pero yo entré pensando que iba a encontrar un mundo tan fantástico como el de Miyazaki y me topé con un animé más convencional del que no soy tan fan. Muchos chistes que no entendí y otros que no me causaban gracia, de todos modos es entretenida y da para verla pero no es más que un animé sin ánima.

Hana: La mini-reseña diagnosticaba una película de Samurais a cargo del director de After Life, vamos a ver que onda. No estuvo mal pero podría haber sido mucho mejor con unos cuantos minutos menos. La historia esta ambientada cerca del 1700 en una simpática y pequeña aldea de Edo, el protagonista debe vengar la muerte de su padre pero de Samurai no tiene nada y prefiere dedicarse a enseñar a escribir a los niños del lugar, a recrearse con una joven y bonita viuda y a pasarla bien en la aldea. Algunos personajes simpáticos pero que se reiteran, un comienzo con una música muy pegadiza y una estética de mucho detalle, cerezos en flor, lindos trajes, feria en la calle con desfile de máscaras..., además Soza, el protagonista, esta más bueno que 5 patas de pollo. Ideal para una tarde de domingo de invierno en La Lugones.


Corazones. No es “Hiroshima mon amour” ni “Hace un año en Marieband”, quien lo pretende, ni siquiera la más actual y entretenida “Conozco la canción”, pero se puede ver y recomendar para su próximo estreno. Los corazones de Resnais sangran pero por suerte no llegan a desgarrarse, puede que sea por la nieve, o porque se han acostumbrado a la soledad.



Woman on the Beach. Aunque una anterior del mismo director no me había gustado mucho, yo me había quedado con las ganas de ésta en MDQ y ahora era una cuestión de revancha, la jugada resultó satisfactoria. Triángulos de amor un tanto cotidianos en una ciudad playera ideal para mí: de-soleada y vacía (quiero creer que es fuera de temporada, ¿o en Corea son así los veranos?). La peli es llevadera, tiene bastante humor gracias a los diálogos de los personajes que son un poco adolescentes, y a la filosofía del protagonista, un director de cine insufrible. La playa, el ruido del mar y un perro le dan un toque extra. Sí, otra a la que le sobran minutos. Da para el cine.


Retribution. Otra de fantasmas del otro Kurosawa, pero sin tanta mezcla de estilos. Yo me dormí un montón porque las butacas del Abasto son mucho más cómodas que las del Atlas, porque era muy tarde y venía de otras dos. Lo mejor: el tapadito de la chica, con Cata y Prima Laura fue lo primero que comentamos a la salida, ese cuello era una divinura. Genial la escena del clavado rojo dentro del fuentón (no voy a dar más detalles). Lo peor: todavía me duele el oído del grito de la mina.



Tales of the rat fink. Siempre hace falta un documental para conocer un poco más de la historia del arte contemporáneo, en este caso sobre Ed “Big Daddy” Roth, creador del anti-Mickey Mouse, las remeras con dibujos y leyendas, el fileteado de los autos y el surfite, entre otras cosas. Muy entretenido y recomendable los que pueden encárguenselo al e-mule ya ya ya! Dije ahora!

Me despaché con 20 películas en total, tres dejé porque ni vale la pena mencionar y me quedé con ganas de otras pero por h o por b quedaron para otra oportunidad. Acá los mejores comentarios sobre pelis y demases.

1 comentario:

cr dijo...

Faltan un par de anécdotas que es lo más mejor del festi ya se vienen