miércoles, 20 de marzo de 2013

El sueñero



El sueñero se va unos días al mar, pero las lecturas compañeras no son tan felices, es época de trabajar.
Se va con Khun y Klimovsky, aunque está pensando a quién llevar de colado para cuando se aburra. Igual sabe que no se va a aburrir porque va a pintar con muchos colores en la arena.




3 comentarios:

Alberto Pez dijo...

Impresionante como filosofa este toga mientras apoliya. El unico mar que los mios conocen es el de los techos del barrio...que envidia...mejor no les cuento del sueñero.

Rob K dijo...

Dichoso el descanso del felino...

cr dijo...

Creo que el felino estaría más dichoso recorriendo techos y árboles, pero no le queda otra que el descanso y las correrías en el balcón.

El mar está bien placentero.

Saludos!