jueves, 30 de octubre de 2008

Y flotamos en el espacio nomás…

Déjela a ella, que por (gracias a) su vacío se mueva entre la gente; que sus formas, distintas cada vez: acá, allá o mañana, lleguen y me desplacen. Déjela que estoy disfrutando mucho, y ahora.
Lo curioso fue que a nadie me remitía, pasaban los años, retrocedían, y en el desfile de mis borrones otros se mezclaban, pero se desvanecían rápidamente. El intento de atraparlos, de endurecer el contorno, era inútil, me veía a mí y nadie más. Me di cuenta que nunca la había compartido, seguro hice el intento, pero ella fue una de esas que quedan amuradas, una de las tantas, pero una de las más queridas.

2 comentarios:

wallyzz dijo...

hacer el intento tambien cuenta...




Abrazo sonrisa y beso

cr dijo...

¡Gracias Wallyz!

Vivo haciendo el intento... se ve que me perdí alguna lección.