martes, 5 de febrero de 2008

Colores

… y le llegó el turno al Palo Borracho, un poco con la ayuda del jacarandá (es lila, María Elena, ES LILA) y las tipas (noviembre tu alfombra de tipas me adhieren a tu suelo sin querer… ), que ya perdieron sus flores, ahora lo que se ve en el parque es más bien rosado. Hay más de estos que blancos, una pena.
¿Qué sería de nuestros parques sin los árboles florales? KandisKy los encontraría muy burgueses*. Aclaro que nada tengo contra el verde, es un color que aparece en mi guardarropa, eso sí, no tan frecuente como el azul…

Me pienso una persona afortunada. Puedo ir al trabajo en bicicleta. Eso no me lleva más de 45 minutos. Las tres cuartas partes del camino corresponden a bicisendas rodeadas de árboles y parque.
Aprovecho y denuncio que el asfalto (o lo que sea eso) ya esta en muy mal estado, las ruedas fueron trazando caminos paralelos sobre el pasto porque algunas partes son imposibles. Otro queja de las bicisendas es que son eso: bici-sendas, no, corre-senda, camina-senda, o trota-senda, a veces estos no lo entienden.

Eso sí, el cuarto restante de mi trayectoria, se las regalo. Algún día quedaré como dibujito sobre el asfalto al intentar cruzar la Av Int. Cantillo. Malditos camiones y colectivos de larga distancia, moles que no se detienen ante nada y los pequeños bólidos que andan a velocidades mayores que las permitidas, usan esa calle despoblada para desquitarse. El otro factor de riesgo es el puente peatonal de La Pampa que cruza sobre La Lugones, a veces meten miedo las caras que cruzo, y otras, lo absolutamente nada que cruzo: no apto para la noche. Pero siempre es bueno tener un factor de riesgo en el recorrido.


*“el verde irradia aburrimiento (...) es en el campo de los colores lo que en el social es la burguesía: un elemento inmóvil, satisfecho y limitado en todos sentidos. El verde es como una vaca, gorda, sana e inmóvil, que rumiando contempla el mundo con sus ojos adormilados y bobos.”

4 comentarios:

cr dijo...

La foto esa es horrible y yo no la saqué, ja.

Que pena que no escuché "Noviembre" en noviembre, pero es común que haga las cosas a destiempo.

Anónimo dijo...

es linda la foto y amo los palos borrachos.
e

cr dijo...

Sí, los palos borrachos son lo más. En la casa de mi tía Magda hay uno pegado a la pileta (o digo había , ya no fui más, snif, snif... veo esa casa cada tanto cuando paso por Brandsen en el 159 y recuerdo melancólicamente ese lugar, que ya no es lo que era. Que ya no es)

Los palos borrachos son aptos para chapar. No sabés, están quitando de la ciudad TODOS LOS GOMEROS, al menos los que estan en las veredas. En Guise y Charcas mataron a dos, es que rompían todas las baldozas con sus raíces, me dio cosita.

cr dijo...

No son aptos quise decir oops