sábado, 5 de enero de 2008

Calle en fiesta II

ampliación del posteo anterior

Cuenca es una ciudad de España situada al sudeste (más este que sud) de Madrid en la ruta camino a Valencia. La presentan como una de las ciudades medievales mejor conservadas de España, y no los engañan.

Para mí fue llegar ahí y retroceder en el tiempo, perderme, encantarme. Es de esos pueblitos que alejados de las ciudades más importantes, quedan colgados en el tiempo. No sé porque en Cuenca esa impresión fue mayor que en otras ciudades. Ni el impresionante y sin fin acueducto de Segovia, ni la ciudad dorada de Salamanca, ni el alcázar de Toledo, pudieron con la simpleza y brevedad de Cuenca. Puedo encontrar algunas razones: al ser pequeña (ese es su principal encanto) se recorre muy rápido, esta separada de la parte nueva, cuando la visitamos era temprano en la tarde y casi no había gente en la calle, gente que pueda traernos a esta época, no es tan turística y la noté menos visitada y conocida que otras ciudades, porque de verdad estaba muy bien conservada, y se pueden encontrar construcciones del siglo XV, como son las fantasmagóricas casas Colgadas.
Yo sé que desde acá se di
ficulta llegar a Cuenca pero si alguna vez están por la madre patria, o si conocen a alguien que este por ahí… se toman un tren desde Madrid y en 2:30 llegan, si quieren ese mismo día pueden tomar el tren, unas horas más tarde, y seguir camino a Valencia, eso hicimos con Carla, maravillosa e incansable compañera de aquellos viajes.
No pude resistirme y la foto de las casas colgadas la robé de Fiys curiñoso


Museo de arte abstracto Español de Cuenca

El museo fue fundado por Fernando Zóbel, Gustavo torner y Gerardo Rueda en 1966, instalado, desde entonces, en las Casas Colgadas. Posteriormente el museo pasó a ser parte de la fundación Juan March, pero no se asusten sigue en el mismo lugar. Lo más genial del lugar fue: ser las únicas visitantes de las pequeñas salas, las postales y posters mucho más baratas que en la fundación que funciona en Madrid, la gran colección de arte abstracto español y asomarse por las ventanas, ver cielo azul y precipicio.
Postales: izquierda, Gustavo Torner, sin título. Derecha: Zóbel, Ornitóptero.




Ah claro, Calle en fiesta. Me gusta mucho ese cuadro que me traje en formato de pequeña postal de allá. Mompó pintaba paisajes urbanos y obras de temática popular, en especial las fiestas populares que tanto abundan por aquellas tierras. Con el tiempo fue perdiendo la figura hasta llegar a la abstracción geométrica, que a mí tanto me gusta.
Como comentó Paterna en el post anterior, recuerda las fiestas en las calles: las de fin de año, los corsos, los bailes en la calle.
El sábado pasado, debido al cierre del local de Belleza y Felicidad se produjo una reunión de gente en la intersección de las calles Guardia Vieja y Acuña de Figueroa. La fiesta que comenzó en las veredas y la calle, siguió, más tarde (con hora cambiada y mal) en El Codo, local que esta en diagonal. Yo lo pasé muy bien, tanto afuera como adentro. Nada de filas, ni entradas, ni calor. Ganas de bailar, sacar fotos, comer una porción de pizza o empanadas y algunos tragos en la calle con la gente y baile, mucho baile y la alegría que este produce.
Mientras estábamos en la calle, en la vereda, o sentados en el cordón, esa situación me hacía recordar épocas de barrio y la gente con sus sillas afuera, disfrutando del mínimo frescor que trae la noche de verano, conversando con los vecinos y hasta compartiendo una comida, una cerveza, o el mate. Una calle en fiesta que lamentablemente, en la ciudad o en los barrios, ha quedado un poco en desuso.
Hermosísima la cobertura de rayas multicolor que hicieron para cubrir la fachada del local, lástima que yo sigo sin cámara.

2 comentarios:

Manuel Chinaski dijo...

si puedo me mando uno de estos finde
un beso ceci

cr dijo...

Ojalá puedas, conseguí alguien que te lleve ya que el boleto del Renfe (me cago en la renfe) sale $10.95 :(
Pedí que te manden a hacer una nota!!!