lunes, 26 de febrero de 2007

Verano 007, noches de luna al medio.

3 x 1
El viernes fue otro día de importantes decisiones, Victoria Mil + Melero en parque Sarmiento, o Doris + Pángaro en el planetario. Por cercanía, compañía, y porque Pángaro es infalible, fui, una vez más, al Planetario, no sin un dejo de bronca por perderme a Melero.

La luna estaba partida al medio, la atmósfera pesadísima y por el fondo se veían unos rayos amenazantes, que por suerte en eso se quedaron.
Caminata con Broder hasta allá, encuentro con Noe y Cata, a quien le quitaron el arresto domiciliario y ha vuelto al ruedo o al rodeo. Más tarde llegó Eugenio, con la novedad que esta por conseguir las cartas del Milagro de P. Tinto, así que se viene gran campeonato gran, por supuesto que ganará aquel que logre full de negros-chinos.
Los shows previos fueron aburridos y decíamos que subían cada tanto a Pablo Dacal para levantar el raiting, así que nos tiramos por el pastito a ver la gente pasar. Unas chicas de la embajada de Alemania regalaban unos libritos hermosos con fotitos en papel ilustración, que acepté contenta a pesar de su peso en mi mochila. Tenían que explicar en un forzado castellano “...pero es un regalo, es gratis”

Doris: No puedo decir que me encantan, algunas cosas estan bien, otras no tanto. Me gusta la variedad de instrumentos, algunos caseros, los atuendos extraños para el show, el juego ecléctico e histriónico, pero a veces se pierden entre tanto vuelo y las demoras entre tema y tema aburren. Cuando Lisa canta la canción en francés y ellos payasean crean un lindo acto, el comienzo instrumental con arreglos extraños estuvo bien, El experimento es un tema divertido pero no me da para tanta emoción. Fin del show y descubrimos entre el público a la plana mayor de comunicación de la unquita, con Cassullo y Kauffman acompañados de sus señoras, bah eso creemos, faltaba Bruera y estaba el staff completo.

Pángaro & Baccarat: Como siempre el show estuvo muy divertido y cargado de hits para hacer bailar a todo el público: Porque sí y Autotoayuda, del último disco, Un Hippie en Constitución, Como hacer un hit, Mal mortal, Gigoló precedida por Rubias de New York, Arrivederchi Roma, Oh sole mio, Come Prima, Boogaloo, Lluvia Dorada y más que ya olvidé.
Además de músicos que tocan bien, canciones entretenidas, las buenas voces e interpretaciones de Sergio, Adriana y Majo, el show de Baccarat, va más allá con esa mezcla de ironía y comicidad que aportan los intermezzos de Pángaro. El preámbulo de Hippie en Constitución que partió desde su adolescencia, los bebederos de los bosques de Palermo y el cólera, hasta un amigo del bolsón, con el bocadillo justo y maléfico de Adriana Vazquez, fue de lo mejor. El comentario de la falta absoluta de alcohol en el escenario, los camarines y los alrededores del Planetario por una prohibición, fue suficiente para que al instante alguien del público ofrezca una botella de vino a los músicos -y la pierda para siempre- y quede en evidencia que esa ley es una imposición inútil y completamente hipócrita, ¿es qué los de la organización no ven a los que venden cerveza por el parque?
Por supuesto que Sergio también se contradice, cuando arriba de un escenario montado por el gobierno, él mismo dice que el artista tiene que estar en contra de todo y siempre rebelarse, pero éste no es más que otro juego del Dandy y que tan bien refleja en la canción Collage cuando canta: “Soy lo que quiero criticar”.
Momento nostálgico con “Mal Mortal” y la mención de San Martin Vampire, que en respuesta al cálido aplauso de la gente, provocó a Sergio decir, casi reflexionando, que tendría que llamar a Rudie y Favio para re-encontrarse. ¡Niña Betty como se perdió eso!
Po último un mínimo comentario para Autoayuda, me parece que es el tema más logrado de Pángaro, la letra es buenísima, los arreglos y ritmos permiten que él se luzca como en ningún otro y es fascinante escucharlo una y otra vez; es de esos temas que, a mi parecer, logran una justificada perfección.
Nada más para agregar salvo que nos retiramos caminando muy felices después del show, y yo logré decir que mi decisión había sido la apropiada.
Los comentarios de amigos en el show de Melero también fueron muy buenos así que ahora tendré que esperar que el Dani toque en algún lugar accesible.


El sábado fue el turno del Bocha en Parque Sarmiento, luego de casi una hora en el 110 llegué sin inconvenientes y sin largas caminatas al anfiteatro cuando todavía estaba Rosal en el escenario.
Mariana había puesto como punto de encuentro la torre de sonido, pero yo quedé deslumbrada por tan bonito anfiteatro y preferí quedarme en las primeras filas de cemento, observaba cada tanto para arriba pero no llegué a distinguir alguna cara conocida, y como estaba cerca de la entrada creí pescar a alguien cuando entrara. Terminé encontrando a todo el mundo recién al final del show.

Rosal: María Ezquiaga, quien lucía unos zapatitos de taco abiertos en la punta y hebillita al tobillo en un verde medio tornasol que eran una divinura, canta muy lindo, la banda suena muy bien, algunas canciones son lindas (Sensualidad, Bombón) pero le falta un poco de actitud para hacer entretenido un show, no pasa nada. Ah me gustó mucho el guitarrista que estaba a la izquierda de ella.

Parece que el Bocha el sábado a la tarde estaba en una quinta en El Pato haciendo la siestita post-asado y vino, o pescando en Punta Lara y lo llamaron por el celu, tiene uno porque en un momento lo sacó del bolsillo para ver la hora, para avisarle que se tenía que ir hasta Parque Sarmiento a tocar ya que habían arreglado con el pelado 2 x 1, también le dijeron que no se olvide que estaba Marianela, para llamarla en algún momento de la noche para que suba al escenario; y así nomás como estaba se fue. Claro desde La Plata a Parque Sarmiento hay un largo trecho, aunque ahora favorecido por las autopistas, y no hubo tiempo de cambiarse.
Llegó medio exaltado y se puso a cantar y gritar todos estos temas: No me acuerdo el primero, Gorila, Felíz Cumpleaños, Sábado, Caja de Zapatos, Te amo, Mundo de acción, Amo el jardín, Canto familiar, Vida simple ya, Pinamar, Pastillas celestes, Luces –estas dos con una acústica desafinada-, 22:33, No volverás (tema nuevo), El beso de tus ojos, Gusano, Las almas, otro que no sé el nombre, cuando se sacó y empezó a gritar y a hacer que rompía los instrumentos… piensen esto a nivel Bochatón no imaginen un completo descontrol. Luego llamó a Marianela e hicieron un tema de M. Gabriela Epumer “Desierto Corazón”, hermosa canción que yo no sabía que era de ella y que tengo en una versión por Adicta, la guitarra en las manos femeninas sonó un poco más afinada. Fin de la canción y un intento de la organización de cortar todo poniendo un tema de Sumo, ahí el Bocha se enojó y decidió seguir con una canción más, Por tres monedas.
Ustedes se admiran de mi memoria, no lo hagan, es que como estaba cómodamente sentada dispuse de una lapicera y mi libretita para anotar uno por uno los temas, dándome cuenta que me sé casi todos.
Conclusión: uno porque se conoce los temas y al bocha lo quiere y el show fue gratis, pero si por casualidad se te había ocurrido llevar a algún amigo para que lo conozca y tratar de convencerlo de que no canta ni desafina tanto, que son solo malas lenguas, no era el día apropiado. Aquellos que estaban en plan de conquistar a alguien espero hayan tenido otro medio antes del fin de la noche o que consigan otra oportunidad.
Fin del show y mientras salíamos me encontré con Manu y la chica de la facultad que estaba bailando cerca mio en el show de Leo en el Buendía, y que no sé como se llama, ya en la parada del 71 a Claudia y su novio, y por último llegaron Mariana y Stella que, con mucha razón, me dijeron que no había ido el lugar de encuentro.
Vuelta en el 71 esquivando corsos, más cuadras para caminar pero un viaje más corto que en el 110.

Domingo, otra vez Parque Sarmiento. No iba a dejar la posibilidad de ver a Los 7 Delfines en ese escenario que esta muy bueno.
Como siempre sonido impecable, la voz de Richard esta buenísima, él esta cada día más flaco y más joven, e hizo un par de chistes cuando dijo “ahí vamos” y “gracias por venir”. Nuevamente versión de “Love Will tear us apart” y yo sin la cámara. Gran final con el público de pie cerca del escenario y la clásica versión de “Héroes”, aplausos reverencias, y final de los shows al aire libre y posteo nro 300.

4 comentarios:

Noe dijo...

Que linda noche la del viernes! Fui a pesar de saber que solo iba a poder dormir 3 horas por ir a ese recital y no me arrepiento!!! Estuve cansada todo el finde en mi viaje relampago a san nicolas... lo volveria a hacer por doris y bacarat!

cr dijo...

Que bueno que viniste y que te gustó Noe!!!
Recién leyendo sobre el agua leí cólera y me acorde de los bebederos asesinos de Pángaro.

Marcelo dijo...

Hola, lei en tu blog que alguien consiguio las cartas de P.tinto, me podrias ayudar a conseguirlas tambien, las venden en algun lugar?

cr dijo...

Marcelo, lo que él hizo fue bajarlas de la red e imprimirlas, pero no conozco el sitio de donde las bajó.