miércoles, 31 de enero de 2007

Yo ya no voy ilusionada a ningún trabajo…


Con esa frase terminaba una charla ayer a la tarde, por suerte diferente es cuando voy al cine. A pesar de los chascos que uno se lleva, y más si se es un poco arriesgada, todavía entro a la sala con un poco de ilusión, la cantidad puede depender de alguna información extra o simplemente una corazonada, que esta estrechamente ligada al estado de ánimo.

Anoche di comienzo al ciclo de cine japonés de La Lugones junto a Tin Tin, y se ve que yo necesitaba ponerle ilusión a la pantalla. Grave error, la película “El rostro de Jizu”, que también se da hoy martes, resultó ser un gran aburrimiento. Una historia sobre Hiroshima que no producía ni un mísero sentimiento, lo único que queríamos era que aparezca más el japonesito y ni eso, todo el tiempo la chica y el padre como en una obra de teatro.
El fin de semana dan una de samurais, pero que parece no tiene muchas espadas desenfundadas sino una historia de amor.


El fuerte del ciclo son las películas cómicas de Shinobu Yaguchi, a esas les sigo teniendo fe. “Swing girls” tiene un argumento parecido a "Linda, Linda..." y “Waterboys” se lee interesante: un grupo de alumnos secundarios que forma el primer ballet acuático masculino, desafiando la larga tradición femenina en esta disciplina. Puede ser muy divertida y absurda, aunque también puede ser cualquier cosa. Hay dos más después cuento.

El cine sigue la otra semana en el centro cultural Rojas, donde hay que tener sólo tiempo porque la entrada es gratuita. De la lista ví y recomiendo Café lumiere y Goodbye Dragon Inn, ambas vistas en circunstancias un poco extrañas por lo que intentaré verlas otra vez. La primera en esa misma sala, pero con subtítulos en francés, ahora por lo menos son en inglés. De todos modos en la peli no pasan muchas cosas y no tiene muchos diálogos pero las imágenes del subte y la ciudad la hacen obligatoria. La segunda la vimos sentados en una lonita en la cortada del Abasto, proyectada sobre una pared en una pantalla hecha con afiches. Otra en la que no pasa nada pero esta buena, además es más cómodo hacer una siestita en la butaca que en el asfalto.

En la sala Batato Barea del Centro Cultural Rojas se exhibirán los lunes y martes, a las 19 y a las 21, siempre con entrada libre y gratuita, los siguientes títulos:

Lunes 12: Goodbye Dragon Inn (2003), de Tsai Ming-liang. El talentoso director taiwanés describe los últimos días de una enorme sala a punto de cerrar y las experiencias de sus escasos y particulares habitués.

Martes 13: A tout de suite (2004), de Benoît Jacquot. El director francés rodó en blanco y negro -con una inspirada Isild Le Besco- una road-movie de amour fou con el espíritu de los clásicos de la nouvelle vague .

Lunes 19: S21, la máquina de matar del Khmer Rouge (2003), de Rithy Panh. Una dura y conmovedora reconstrucción de los abusos del régimen de terror y exterminio masivo de Pol Pot en Camboya.

Martes 20: La virgen desnudada por sus pretendientes (2000), de Hong Sang-soo. Este gran director coreano explora nuevas variantes a la hora de narrar los detalles e intimidades de una historia de amor. Se exhibirá con subtítulos en inglés.

Lunes 26: El camino irracional (2005), de Thorsten Trimpop. Dos jóvenes intentan escapar, en 1987, de la por entonces Alemania democrática. La fuga no tiene éxito y son torturados por la Stasi, la brutal policía secreta de ese país.

Martes 27: Café Lumière (2003), de Hou Hsiao-hsien. Un notable homenaje al cine de Yasujiro Ozu, a cargo de uno de los más importantes directores de la actualidad, como es el creador de Flores de Shanghai , Millennium Mambo y Three Times . Se presentará con subtítulos en inglés.

7 comentarios:

cr dijo...

para películos sobre Hiroshima
http://elfotograma.blogspot.com/2005/09/hiroshima-mon-amour-alain-resnais.html

que en realidad no es sobre hiroshima

Tintin dijo...

No sólo la peli fue embolante, sino que a mi derecha había un señor que olía potentemente a jabón de hotel 1/2 estrella. Y la escena del baño al apuesto japonesito jamás apareció! Hoy compensé el rato de aburrimiento yendo al Arteplex de Diagonal Norte a ver “Babel”. Pasé un muy buen rato con esa triple película. Y el Arteplex es como un bonito Lorca pero con más presupuesto. A las próximas japonesas de la Lugones les cedo una cuota de optimismo y esperanza. De todas formas, la buena compañía siempre subsana cualquier rato denso en la cinemateca…

ariello dijo...

ah menos mal yo pensaba preguntarte que te parecio bañeros tres y patoruzito,pero mejor alquilo el raton perez y la veo en casa

cr dijo...

Tintin te gusto Babel?? Mirá no ponía fichas ahí. Que bueno que conociste ese cine yo quiero ir a ver "El arco" si es como El lorca esta bien.

Ariello tuve ganas de ir a ver Bañeros 3 pero como no estaban lso protagonistas originales desistí

El hombre veleta dijo...

A ver, a ver... se me acaba de ocurrir algo: a vos, a la reini, a ariello, a pome y a quién quiera tomar la posta, los desafío a que escriban lo mas profundo y mas mejor que surja de sus respectivos teclados. Ponemos como fecha límite el 10, y todos posteamos ese día ¿que tal? ¿no es un lindo desafío? el que pierde paga una ronda de tragos (o ya pensaré en algo mejor)

consignas:
_tema libre
_debe ser "profundo"
_no debe ser muy extenso
_no puede ser mejor que mi posteo

cr dijo...

juaaaaaa, creo haberte dicho que no me gustan las competencias de ningún tipo. La gente hace las cosas porque sí y no por querer ganarle a alguien, al menos ese es mi lema para justificar ser una perdedora.
A quien le tengo que pagar los tragos? Si juega la reinita perdemos todos... es que Pomelo volvió de las vacaciones? Donde está?...
y ya me pongo a buscar algo profundo.
Se pordría llamar el desafío de la profundidad

El hombre veleta dijo...

Aca no se premia al ganador, se castiga al perdedor que no es lo mismo. Nosotros votamos lo que nos parece (somos un jurado de notables) y luego nos ponemos en pedo (o al revés)

Y la reini no le puede ganar a nadie... jajaja