miércoles, 20 de diciembre de 2006

Festival Buen Día - 10 ediciones

El sábado el festival buen día cumplió 10 ediciones, había escrito algo el domingo, con los hechos bien fresquitos, pero no llegué a subirlo y ahora desapareció de mi compu, junto con la carpeta que contenía todo lo que se sube acá, más textos que no llegan a subirse por auto-censura. En fin, tampoco hay mucho para lamentar.

¡10 años! ¿Increíble como pasa el tiempo, no? Lo que es increíble es que uno siga participando como si la primera edición hubiera sido ayer nomás. Por algo esa leyenda en verde que esta debajo del colgandoropa, y que también puede leerse en el interior de “This is hardcore”… ¿como es que no habían preguntado de donde venía?
No sé si este bien o mal seguir participando de estas cosas –a quien le importa- sé que hay caras que se repiten desde entonces, incluídas las de los músicos, un cierre con Bochatón y Leo García dan fe de eso.

Que calor hacía. Llegué a la plaza hecha sopa, eran las 7 y estaba programado Doris, pero los shows venían retrasados así que me encontré con Cata y nos fuimos a recorrer los puestos comerciales. Este año nada de instalaciones fashion de los auspiciantes, ni escenario con desfiles. Los discos no estaban más baratos que en Thor, y cuando quise comprar el último de EMAUPM , ya estaba agotado; dejé el de Coiffeur para otra oportunidad.


Doris : El show estuvo bien arriba, como los están haciendo ultimamente, pero no me gustó tanto. Lisa estaba reclamando todo el tiempo más sonido por un lado, menos por el otro, pero tenés 30 min tocá y listo, no jodas. Bien El experimento y Vas a caer, pero después se me hizo todo como un poco pesado. Nada que ver con el show de Unione y Benevolenza que había estado buenísimo.
Seguía el calor, y más se notaba cerca del escenario entre la gente. Las nubes no parecían anunciar lluvia inminente, aunque era lo que todos deseábamos. Nos acercamos al escenario a saludar a eltechie –tío christian para nosotras- que estaba sacando fotos, y, aunque la programación anunciaba a Fantasmagoria, Bochatón y sus músicos estaban por ahí, al ratito nos encontramos con Stella y empezó el Bocha a tocar.

Me gustó el show, siempre se agradecen La Calle, Sábado, Felíz Cumpleaños, Pinamar y Caja de Zapatos, pero la gente quiere algo de Los peligrosos, la banda accedió al pedido y se armó un ecléctico pogo con Siempre acampa. Momento de la noche el Bocha pidiendo a la gente que se calle con el término “chito, chito”.


El show de Fantasmagoría sirvió para tomar un poco de aire, sentarse, comer los pancitos que había horneado a la tarde para la ocasión (sí, con los 39 C) y ver la gente pasar que siempre es parte del festival.

Leo García: Cual diva, se hizo rogar y llegó un poquito tarde. Ooops estamos en problemas hay una banda en el escenario. Ah que bien, parece que ensayaron más que para el Pepsi, bueno el baterista no tanto, por suerte tenía el sonido bajo. Mucha gente, muchas locas revoleando plumas con purpurina y pidiendo Boy George. Observarán en la foto el atuendo veraniego del canta-autor de Moreno, lástima que no se llega a ver el precioso rojo en la uñas de su mano izquierda (ya no me sube más fotos).
Leo estuvo bien y no habló al pedo, tuvo un momento de desvarío cantando un pseudo rock antes de Morrissey, y habrán observado el cuadro bizarro en el videíto del posteo anterior. Pero a Leo se lo vio bien y contento y todos bailamos, no sé si bien, pero seguro que contentos. Ah… había una rubia que estaba muy mal, se paseaba en un estado tambaleante y nos tapaba la visión mientras se daba vuelta y decía “no, no se preocupen que nos las puedo pisar porque estoy descalza”, grrrrrrrrrrr daban ganas de pegarle. No te drogues tanto nena.
Ustedes que ya saben el final se preguntarán como estaba el cielo para esa altura, ya estaba bastante nublado, en ese tono medio naranja o amarronado y la distancia entre relámpago y trueno se iba acortando, lo mejor era retirarse. Pero, ¿cómo negar un baile debajo de esas mínimas gotas que empezaban a caer y que eran festejadas como un regalo divino? La tierra volaba y de a poco empezaba a oler a mojado. La lluvia fue enriqueciéndose, hasta que las gotas, los rayos y los truenos dijeron “ahora todos juntos”, y no hubo toldito ni arbolito para guarecer tanta gente.
Resultado: empapados de la cabeza a los pies, esperando el 39 cartel rojo en Costa Rica y Armenia… pero si esta cortado no va a pasar… eh un colectivo, sí subamos. Debo decir que, cual ratas que escapan de un naufragio, con Cata nos subimos metiendo las patas en un charco, y dejando a Stella a merced de la tormenta. Ah y no pagamos boleto.
Uno de los pocos placeres que puedo encontrar en el verano es mojarme en esos aguaceros.

4 comentarios:

cata dijo...

que manera de ensoparse!
obvio que no estoy de acuerdo con al autora del blog en cuanto al show de Doris! a mi me redivirtio como siempre...pero bue yo ya soy fan!

de nada techie! espero que liniers te guste para seguirlo mirando.

cr dijo...

La revista los inrockuptibles también cumplió 10 años y en zonaindie hay un posteo con foto de la primer portada, mención a las distintas actividades de la época y un link a una nota a Bochatón presentando Antiflash de Los peligrosos gorriones... se me cae un lagrimón.

cr dijo...

y en enero 10 que conocemos a Cris!!!!!!

cr dijo...

Siempre acampa
Peligrosos Gorriones.


Acá en el sur las playas son de brea la arena del mar son vidrios en botella cortamos fiambre del cuerpo llevamos carne al entierro las gallinas se hunden en el muelle la infancia anda suelta anciana y crece los perros se pudren en compotas los trenes se amputan de gangrena la distancia termina en el barranco y el espacio se envuelve de maletas. La alegria siempre acampa en el desierto y es mi amiga la alegría. En Quemú Quemú mi casa es de madera la tierra me da sus flores de botellas cortamos fiambre en el cuerpo llevamos carne al entierro las gallinas se ahorcan en el muelle la infancia anda suelta anciana y crece los perros se pudren en compotas los trenes se amputan de gangrena la distancia termina en el barranco y el espacio se envuelve de maletas. La armonia siempre acampa en el desierto y es mi amiga la alegria.